En muchas ocasiones nos podemos sentir perdidos ante la falta de información o, por el contrario, abrumados por la cantidad de documentos y datos que hay que entender a la hora de realizar el contrato de compraventa de un inmueble. Contar con información adecuada y estar bien informados es necesario para tomar una decisión tan importante. Y es ahí donde nosotros podemos ayudarte desde Lucas.

Es por ello que en este artículo del blog de Lucas, tratamos de resumir de forma breve los pasos a seguir en el proceso de compra y las cuestiones que debes tener más en cuenta durante el contrato de compraventa.

Qué es el contrato de compraventa de una vivienda

El contrato de compraventa de una vivienda es un documento donde el vendedor se obliga a dar un bien inmueble  al comprador a cambio de un precio estipulado previamente .  Se trata de un acto jurídico bilateral y de naturaleza consensual, donde se necesitan las voluntades de ambas partes para que se pueda producir la transacción y concesión del inmueble. 

Sin embargo, con la firma del contrato no se hace la entrega del bien, sino se pacta de buena fe para luego poder proceder a la entrega del mismo. 

A su vez, dicho documento está formado por distintas cláusulas, y requerimientos, que a continuación explicaremos, y se aconseja realizarlo siempre ante notario para darle notoriedad y legibilidad. 

Si quieres ver un ejemplo de modelo de contrato de compraventa, pulsa aquí.

Orden de los contratos 

Además del contrato de compraventa de una vivienda, existen tres contratos más relacionados con el proceso de compraventa de un inmueble: 

Contrato de arras 

El primero de todo sería el contrato de arras, que éste aparecería antes del contrato de compraventa privado. Las arras o precontrato es un contrato previo entre el comprador y vendedor que se realiza para pactar una paga y señal acorde al precio de la venta. 

De este modo, se estaría haciendo una reserva de la casa y el comprador daría entrega de una parte del dinero de la compra al vendedor, que lo más habitual sería dar un 10% del valor total del inmueble a comprar. 

Normalmente, en este contrato de arras ya aparece indicado el precio total de la compraventa, el plazo para acabar de formalizar la compra, la parte que corresponde a la señal, y las posibles penalizaciones en caso de incumplimiento. Por eso, es importante tener preparado el contrato de arras una vez se realice el contrato de compraventa de la vivienda. 

Si quieres ver un ejemplo de contrato de arras, pulsa aquí.

Contrato de compraventa

Después del contrato de arras vendría el contrato de compraventa, que es el que hemos explicado a lo largo de todo el artículo. Como veis, este sería el que se realizaría en un ámbito más privado, sin la obligación de notario, aunque sí que suele ser bastante recomendable, y teniendo en cuenta las arras, en caso de que se hayan efectuado. 

Escrituras

El proceso de comprar una casa es muy largo y aún no termina ni firmando el contrato de compraventa. El último paso es formalizar la escritura pública de la vivienda, como indica el art. 1280 del Código Civil

Las escrituras son un documento que confirman el último paso de la compraventa del inmueble. En este documento ambas partes vuelven a firmar, pero aquí sí que debe intervenir un notario como fedatario público. 

El notario se encargará de tramitar la escritura pública de la vivienda, participando y dando fe de la operación e inscribir la vivienda en el Registro de la Propiedad. Cuando esto se haya completado, se realizará el certificado de transmisión y la nueva titularidad al comprador. 

Por otro lado, la escritura de una casa tiene un coste que se verá referenciada en relación a la tarifa oficial del Colegio de Notarios, con lo cual, vayas al notario que vayas, pagarás lo mismo.

El precio de esta operación suele rondar los 500 euros e irá en función del tipo de inmueble, de si existen avalistas o no, del número de copias de la escritura que se necesiten y de la extensión de la escritura. 

Aunque sea muy similar al contrato de compraventa del que hemos estado hablando, éste tiene la finalidad de identificar el bien en cuestión, de manera pública y así tener un registro del mismo. Lo más relevante que deberá incluir dicho documento es la referencia catastral, la descripción que consta en el Registro, o los extras que pueda incluir el inmueble como garaje o trastero. 

El cambio de Cláusulas

Hasta aquí hemos visto las cláusulas más comunes a la hora de formalizar un contrato de compraventa de una vivienda, pero sin embargo, no quiere decir que esas sean siempre las que tienen que llevar. 

Como en todo, cada abogado, notario, particular o persona capacitada para hacer un contrato lo hará siguiendo unas pautas, pero siempre matizando aquello que más le convenga. Por eso, cuando se firma un contrato de una casa, es muy importante que se lea todo, sin obviar ninguna parte, pues ahí, en la letra pequeña es donde puede haber algo que no nos encaje del todo.. 

Si leemos bien el contrato y la parte compradora, que es quien recibe dicho documento para firmarlo y revisarlo, encuentra algo que no ve del todo correcto, puede sentirse libre de comentarlo y hacer que el vendedor lo modifique. 

Para que la firma del contrato de compraventa de una vivienda se haga posible, ambas partes han de estar 100% seguras de que todo está correcto y firmar totalmente convencidos. De lo contrario, se puede hacer una modificación o un cambio de cláusulas hasta llegar a un acuerdo entre el comprador y vendedor. 

Asesoramiento

Aunque el contrato de compraventa de un inmueble, entre particulares o entre comprador y agencia inmobiliaria, no esté obligado a efectuarse ante notario, pues es un contrato privado y bilateral, si que es recomendable hacer todo este procedimiento asesorados de la mejor forma posible. 

Por lo tanto, es muy recomendable que se realice ante la presencia de un notario, para que no haya ningún malentendido entre ambas partes y se haga toda la operación con total seguridad.

Buscar asesoramiento es una buena opción para que todo el proceso de compraventa salga bien.

A su vez, durante el proceso de compraventa, es mejor sentirse respaldados por gente cualificada y capacitada en el sector inmobiliario, pues sino, probablemente muchos términos o cláusulas se escaparan por no conocer bien el tema. 

Por eso, nosotros recomendamos tener asesoramiento para que el proceso salga lo mejor posible. 

Si te ha gustado este artículo, visita nuestro blog para seguir leyendo más artículos de tu interés.

En Lucas, te ofrecemos una manera diferente de comprar tu casa y esperamos haberte ayudado con las dudas que tenías sobre los pasos a seguir durante el proceso del contrato de compraventa del inmueble.

¡Hasta luego, Lucas!

Author

Marketing at @Lucas