Si estás pensando en alquilar tu piso o si estás buscando un piso de alquiler, te explicamos los requisitos imprescindibles que debes de saber y cumplir antes de tomar una decisión.

Confiar en un agente inmobiliario es una buena opción para no saltarnos ningún paso. 

¿Qué tipo de alquileres existen? 

Existen diferentes opciones de alquileres, los cuales se adaptan a cada tipo de persona y sus necesidades.

1. Alquiler de vivienda temporal o de uso turístico: 

Esta opción es muy conocida actualmente para aquellas personas que prefieren ahorrar, su precio es más bajo aunque no cuenta con los servicios de comida y limpieza que ofrecen los hoteles, permite que grandes familias o grupos de amigos se hospeden durante las vacaciones en el mismo piso.

Internet da muchas opciones para encontrar el piso perfecto, ya sea por medio de páginas como Airbnb o  booking. Normalmente el inquilino realiza una aportación para reservar el piso y a partir de ahí se firma un contrato fijando las fechas y condiciones sobre la futura estancia.

2. Vivienda compartida: 

Cada vez se ve más entre estudiantes la opción de compartir piso, esta opción también está muy solicitada entre trabajadores desplazados. A la hora de firmar un contrato puede haber dos opciones, que el alquiler sea firmado por una sola persona que convive con otras o bien figurar todos los inquilinos en el contrato. 

Si el contrato es firmado por todos los convenientes, hay dos posibilidades: el contrato solidario que consiste en que si una persona decide abandonar el piso, el resto de los habitantes tendrían que pagar su parte, este alquiler es más seguro para el propietario, pero más peligroso para los inquilinos. Por otra parte está el contrato mancomunado donde cada habitante del piso se hace cargo de su parte y si uno abandona el resto no se tiene que hacer cargo del dinero que él abona. 

3. Larga estancia: 

El alquiler de larga estancia es el alquiler tradicional, la modalidad más clásica. Este tipo de alquiler tiene como beneficio principal la estabilidad ya que se firma un contrato mínimo de permanencia actualmente de 5 años, esto está regulado por La Ley de Arrendamientos de Urbanos.

4. Alquiler con opción a compra: Lucas 

El alquiler con derecho a compra es un contrato doble o mixto compuesto por dos contratos, uno de alquiler y otro de compraventa. Esta modalidad permite al inquilino vivir arrendado en la vivienda por un tiempo determinado. Finalizado el plazo, tendrá derecho a comprarla por un precio acordado y del que se descontarán, total o parcialmente, las rentas del alquiler pagadas hasta el momento.

Nuestra principal misión en Lucas es facilitar el acceso a la vivienda a la gente joven. Por ello, ofrecemos un programa de Alquiler con Opción a Compra, donde una parte del pago del alquiler mensual se destina a la compra.

¿Qué tipo de normativa tengo que cumplir? 

1. Alquiler temporal o turístico: 

En España actualmente cada comunidad autónoma tiene la posibilidad de regular la actividad turística, dentro de esta normativa los alquileres temporales o turísticos se ven afectados. 

Los alquileres temporales en la Comunidad de Madrid tienen su propia regulación, Plan Especial de Hospedaje (PEH). Actualmente este plan está recurrido en los tribunales. Las normas básicas de esta normativa (Certificado de idoneidad para vivienda de uso turístico (CIVUT) ) son:

  • División en áreas con diferente normativa.  
  • Obligación acceso independiente del edificio.
  • Ordenanzas particulares de dotaciones de cada uno de los pisos.
  • Los propietarios deberán de disponer de seguros de responsabilidad civil. 

Además, el periodo de obligado cumplimiento del contrato es de 6 meses y el plazo para que el inquilino pague es del 1 al 7 de cada mes. Un buen asesor nos puede guiar en este tema para tenerlo todo controlado.

2. Larga estancia:

El alquiler en España está regulado mediante la LAU ( Ley de arrendamientos urbanos), su última modificación con fecha del 5 de marzo del 2019 fija una serie de normativas. Las principales son:

  • La duración mínima de alquiler es de 5 años.
  • La posibilidad de recuperar la vivienda después de un año, y esto se tendrá que especificar en el contrato.
  • La subida del alquiler está ligada al IPC durante la duración del contrato. 
  • Las garantías adicionales a la fianza (1 mes) tienen un tope de 2 mensualidades.

¿Qué impuestos tengo que pagar? 

El alquiler supone un ingreso para el propietario de la vivienda por lo que este ingreso tendrá que ser declarado en el IRPF. Solo se tendrá que pagar el impuesto sobre el valor añadido (IVA) cuando se esté alquilando a una empresa o se utilice el espacio como uso profesional. 

Requisitos importantes que tengo que tener en cuenta: 

1. Fianza:

La fianza se realiza como un pago equivalente a un mes de renta, cabe la posibilidad de que se pida un aval bancario , un avalista personal o un depósito adicional. Estas últimas condiciones no podrán superar un plazo de dos meses de renta. 

Como propietario de la vivienda estas obligado una vez recibes la fianza a a reportarla al organismo correspondiente de su comunidad autónoma dando el resguardo de haber ingresado la fianza en el organismo correspondiente al inquilino . Si esto no se cumple podría llegar a  haber sanciones. 

2. Duración del contrato:  

Aunque la duración del alquiler se puede pactar libremente, hay una prórroga obligatoria de cinco años en caso de que el arrendador sea una persona física. Si se trata de una persona jurídica, este periodo se alarga hasta siete años.

En caso de que seas tú, como inquilino, quien quiera dejar la vivienda alquilada antes del plazo acordado, tienes que tener en cuenta que puedes hacerlo una vez transcurridos seis meses de contrato y deberás comunicárselo al propietario con una antelación mínima de treinta días.

3. Precio y gastos adicionales: 

El precio de alquiler pactado deberá mantenerse mientras el contrato siga vigente. Es decir, el propietario no puede incrementarlo, sólo se podrá actualizar la renta cada año si en el momento del contrato se determinó esta posibilidad.

Por parte del inquilino, debes saber que hay que abonar la renta en los siete primeros días del mes, siempre que no se haya llegado a otro acuerdo.

El pago de los gastos de comunidad, impuesto de bienes inmuebles o tasas de basuras puede ir a cargo del inquilino si se ha pactado expresamente en el contrato.

En caso de que estos pagos te correspondan a ti como arrendatario, debe constar en el contrato de alquiler además el importe anual que representa.

¿Cómo sería el inquilino perfecto? 

Lo más importante a la hora de calificar a tu futuro inquilino es que tenga capacidad económica para asumir el pago de la renta que es, en principio, el principal objetivo del propietario, es decir, recibir una retribución y conseguir una rentabilidad de la vivienda. Sabiendo así que el inquilino cumplirá con su responsabilidad de pagar las rentas y cuidar el inmueble. 

Desde Lucas hacemos una verificación financiera a todos nuestros usuarios asegurándonos así que van a cumplir sus obligaciones de cuotas y que serán responsables con todas sus acciones.Además, el Alquiler con Opción a Compra te da la seguridad de que el inquilino va a cuidar tu casa como si fuera suya.

Otra característica sería el cumplimiento de las cláusulas del contrato, que las  conozcan y cumplan son aspectos clave para identificar a un buen inquilino. Al entrar a vivir a un piso de alquiler, acuerdas con el propietario una serie de obligaciones que tendrán vigencia durante toda la duración del contrato.

Como buen inquilino siempre deben de avisar antes de irse de la vivienda. Recuerda que, si tu contrato es anterior a la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos del 5 de marzo de 2019, tendrán que avisar con 30 días de antelación, de su intención de abandonar el piso, mientras que, si es posterior, deberán de comunicar al propietario del inmueble, con dos meses de antelación. Asimismo, antes de marcharte tendrán que  dejar la casa impoluta y recogida, tal y como la encontraron cuando entraron a vivir allí.

¿Cómo puedo mejorar la apariencia de mi piso? 

Cuanto mejor sea el estado de la vivienda más rápido será la venta o el alquiler de la vivienda, es por lo cual desde Hola Lucas intentamos aconsejar a los propietarios para la mejora de su vivienda.

En uno de nuestros anteriores post hablamos sobre el Home Staging.  Este concepto principalmente consiste en preparar y revalorizar un inmueble que se desea vender o alquilar en el menor tiempo posible, a un precio adecuado, con independencia de las condiciones del mercado. 

Home STAGING VIRTUAL en Granada | Granatte

Conclusión: 

Esperamos que la explicación realizada en este post sobre la situaciones que puede haber en el mercado de alquiler te haya ayudado a entender y conocer otras formas de alquiler de una vivienda. 

En Lucas, te ofrecemos una manera diferente de comprar tu casa y esperamos poder ayudarte.

¡Hasta luego, Lucas!