El estado de alarma, decretado el pasado 14 de marzo de 2020, a consecuencia de la pandemia, limitó la libre circulación de las personas durante 3 meses de confinamiento domiciliario. Así ha sido el 2020: Los precios se tambalean, el número de operaciones desciende, cae la construcción de obra nueva y las preferencias de vivienda de la demanda cambian.

Los precios se tambalean

El coronavirus ha acelerado el ajuste de los precios de la vivienda con caídas de septiembre a noviembre seguidas de una recuperación que sitúa la variación interanual a finales de año en 0,0%, bastante mejor de lo esperado. En los últimos años el precio de la vivienda ha demostrado una desaceleración continuada y ahora, con el covid, se prevé una tendencia bajista. En comparación a datos históricos el precio de la vivienda se sitúa un 15% por encima del mínimo y un 34% por debajo de máximos alcanzados en 2007. Las capitales y grandes ciudades son las que se han visto menos afectadas (-0,6% desde marzo), al contrario de las islas y la costa (-6% desde marzo) y las áreas metropolitanas (-3,9%) debido a la demanda extranjera. 

El precio de la vivienda se resiste al impacto del coronavirus, ya que mientras algunos propietarios aceptan ofertas hasta un 15% por debajo del precio publicado otros tienen la esperanza de que la economía se recupere pronto. 

Es importante destacar la diferencia entre la vivienda de segunda mano, que se ha visto afectada en mayor medida, y la vivienda de obra nueva, que gana protagonismo por las facilidades de financiación que otorga al futuro comprador. Del mismo modo, las viviendas unifamiliares se han encarecido mientras el precio medio de los pisos ha disminuido. Madrid ha experimentado una subida en el precio de la vivienda impulsada por la vivienda nueva que ha alcanzado un 6,9% en comparación a la vivienda de segunda mano que ha aumentado un 2,1% (vs. 4,1% en 2019).

Adicionalmente la construcción de vivienda nueva se reducirá un 30% respecto a 2019, este año prevén levantar 70.000 nuevas viviendas. El tiempo de venta también ha aumentado con la crisis sanitaria y ahora se sitúa en 4,7 en España (3,9 meses antes de la crisis), 3,8 en Madrid (3,3 meses antes de la crisis) y 3,4 en Madrid Capital, siendo esta una de las urbes más líquidas del país.

En 2021 está previsto que el precio de la vivienda caiga hasta un 10% debido al impacto que ha tenido el coronavirus en el turismo, en el empleo y consecuentemente en el PIB. Por otro lado, el número de operaciones puede reducirse hasta un 20% en 2021 en vista de la demanda de vivienda usada y la demanda extranjera. Proyectan que tanto el precio como el número de operaciones se recupere en 2022. 

La demanda tiene nuevas expectativas

La demanda de vivienda se mantiene estable y la mayoría de la gente que estaba pensando en comprar antes de la pandemia sigue en búsqueda activa. Este dato es muy positivo para el sector pero no quiere decir que se traduzca en un aumento en el número de operaciones. De hecho, el año se ha cerrado con cerca de 400.000 operaciones, a nivel nacional, muy por debajo de las expectativas pre-covid (-30%). 

Esto se debe a dos factores – 1) a los meses de confinamiento que paralizaron por completo las operaciones 2) a un descenso en el número de hipotecas por la peor situación laboral de muchos. Si esto no mejora va a ser complicado llegar al medio millón de operaciones en los próximos años.

La compraventa de vivienda cayó más de un 15% en el tercer trimestre de 2020 debido a los meses de confinamiento durante los cuales el número de operaciones fue casi nulo. En Noviembre, aumentaron por encima del 3% en tasa interanual. 

El precio y la ubicación siempre han sido los factores más importantes a la hora de elegir nuestra futura vivienda hasta que ha llegado la pandemia. Ahora, disponer de una terraza o incluso de un balcón es prioritario, además, la vivienda debe ser exterior y contar con espacios amplios. El coronavirus ha generado un cambio de tendencia hacia el teletrabajo que permite a los jóvenes vivir en la periferia donde pueden encontrar viviendas más grandes a precios más asequibles. Si quieres saber dónde encontrar tu casa ideal y que presupuesto necesitas consulta nuestra guía de compra de vivienda definitiva en Madrid (aquí). 

¿Es buen momento para comprar vivienda? 

Si estás leyendo esto probablemente sea porque te estás preguntando si es buen momento para comprar una vivienda o si es mejor esperar. La respuesta rápida es que sí, como hemos visto hay una tendencia a la baja en los precios de la vivienda, pero merece la pena dedicarle un momento más profundo para pensar. La adquisición de una vivienda es una de las decisiones más importantes de nuestra vida, por eso desde Lucas te aconsejamos que no te precipites

También es cierto que una crisis trae fuertes desigualdades y la mayoría de los jóvenes que se estaban planteando comprar una vivienda ya no pueden. Si este es tu caso, no te preocupes ya que con Lucas, aportando un 5% del valor de la vivienda puedes llegar a ahorrar hasta un 20% a través del alquiler. El secreto está en el Alquiler con Opción a Compra. 

En Lucas, te ofrecemos una manera diferente de comprar tu casa y esperamos haberte ayudado con las dudas que tenías sobre los precios de la vivienda.

¡Hasta luego, Lucas!

Author

Sales & Operations @Lucas

Write A Comment