Si estás pensando en alquilar tu casa y tienes miedo por posibles impagos por parte del inquilino esto te puede interesar. 

Los seguros de impago del alquiler protegen al propietario ante inquilinos que inculpen su deber de pagar el alquiler, se realiza mediante el pago de las rentas que se den hasta un máximo del número de mensualidades dependiendo de lo acordado en la póliza de seguros.

¿Qué coberturas tiene el seguro de impago?

  • Protección de impago: En caso de impago el seguro puede llegar a pagar las rentas impagadas hasta el límite acordado en la póliza (cuantificados meses).
  • Los daños causados en la vivienda: Se trata de una cobertura que brinda protección frente a actos vandálicos de los propios inquilinos, como puede ser el deterioro del mobiliario o el robo de elementos de la vivienda.
  • Pérdida de alquiler:  en caso de que la vivienda sufra algún daño y no se pueda alquilar durante un tiempo, el seguro de impago prevé una indemnización para cubrir esas pérdidas económicas.
  • Defensa jurídica: Esta garantía cubre la defensa jurídica del propietario, de manera que podrá recibir asistencia jurídica y reclamar los daños que cause el inquilino o el impago del alquiler. No obstante, debes tener en cuenta que esta garantía no se aplica a los casos de desahucios.

Requisitos para obtener un seguro de impago

Para oficializar el seguro de impago de alquiler todas las aseguradoras analizan la solvencia financiera de los futuros inquilinos. En Lucas realizamos una verificación financiera a todos nuestros usuarios, proporcionado al propietario una seguridad de que el futuro inquilino consta con los ingresos suficientes como para hacerse cargo de las rentas. A parte las aseguradoras verifican que el importe del alquiler no supere el 30% 40% de las rentas del posible inquilino.

A todos nuestros usuarios se les pide una serie de información:

  • Última nómina.
  • Contrato laboral.
  • Certificado de titularidad de la cuenta.
  • Certificado de saldo.
  • También pueden realizar la verificación financiera mediante la conexión bancaria: proceso mediante el cual su banco nos proporciona en modo de lectura las últimas transacciones.

Según el tipo de perfil profesional del inquilino se le pueden pedir diferente documentación:

  • Asalariados: Se les pediría las dos ultimas nominas, contrato laboral, copia del DNI y solicitud del seguro cumplimentada y firmada por los inquilinos y propietario.
  • Autónomos: Última declaración de la renta, dos últimos recibos del pago de la Seguridad Social, copia del DNI y solicitud del seguro cumplimentada y firmada por los inquilinos y propietario.
  • Pensionistas: Último justificante de pensión emitido por la Seguridad social, copia del DNI y solicitud del seguro cumplimentada y firmada por los inquilinos y propietario.
  • Trabajador del hogar: Certificado actualizado de Vida Laboral o, en su defecto, los dos últimos recibos pagados a la Seguridad Social, contrato laboral y dos últimas nóminas o, en su defecto, certificado emitido por el empleador donde se haga constar el importe del salario neto mensual y solicitud de seguro cumplimentada y firmada por los inquilinos/ avalistas y propietario.

Mediante el proceso de verificación financiera comprobamos que los datos que nos has proporcionado son correctos. De esta manera proporcionamos seguridad al propietario sobre el inquilino. Esta información también nos sirve para ayudar al inquilino a proporcionarle su presupuesto perfecto.

¿Cuánto cuesta y quién tiene que pagar el seguro de impago?

Sobre el precio de los seguros de impago de alquiler hay que tener en cuenta que se sitúan entre el 3% y el 5% de la renta anual. Es decir, si el alquiler consiste en 1000 euros mensuales, el coste sería entre 360 y 600 euros al año. Estos datos se han de tomar de forma orientativa ya que con cada compañía pueden variar.

Sobre quién es la persona que tiene que pagar este tipo de seguro no está aclarado en la ley. Esto significa que puede ser pagado por ambas partes, entre propietario e inquilino se llegaría a un acuerdo sobre esto para ser ambos quien haga frente a este pago.

Se tiene que aclarar que el beneficiario siempre será el propietario, ya que es quien puede sufrir los impagos o algún otro tipo de improviso. Es por esto que el seguro tiene que estar contratado por el propietario.

¿Cuándo es útil tener un seguro de impago del alquiler?

Aparte de todas las coberturas comentadas en este post tener un seguro de impago de alquiler sobretodo nos va a proporcionar una seguridad y tranquilidad ante los posibles riesgos a la hora de alquilar nuestra vivienda. Ayudándonos a seleccionar al inquilino perfecto mediante la verificación financiera. Sabiendo que contamos con el respaldo de la aseguradora por posibles faltas de pago por parte de los inquilinos o cualquier imprevisto que nos pueda ocurrir. 

En Lucas realizamos la verificación financiera a nuestros usuarios para proporcionarles la máxima seguridad posible.

Esperamos que te haya servido de ayuda este post.

¡Hasta luego Lucas!

Write A Comment