Con la llegada del calor en primavera ya va siendo hora de esconder los abrigos y empezar a sacar la ropa de primavera/verano. Y sucede lo mismo con nuestra casa. Es el momento de adaptar la decoración a la estación en la que nos encontramos. Por eso hoy te vamos a dar unos consejos para que esta primavera puedas lucir la mesa de una forma original y trendy.

Mantelería

A la hora de escoger la mantelería, en primavera tienen cabida todos los colores vivos y estampados más llamativos. Esta temporada vamos a ver las mesas vestidas con estampados florales, donde el verde y los tonos púrpuras serán los protagonistas.

La gran novedad será el uso de manteles individuales en lugar de los manteles completos, aunque siempre hay opciones para usar uno u otro tipo. Según el protocolo para vestir una mesa de primavera, los manteles individuales son de uso preferente para la hora del almuerzo, dejando los manteles para las cenas.

El tamaño de la mesa también influye a la hora de hacer la elección, ya que en el caso de mesas pequeñas son más recomendables los manteles individuales, que delimitan mejor la mesa, mientras que lo mejor para vestir una mesa grande son los manteles, que cubren toda la superficie, vistiéndola por completo.

Cristalería

Deja los vasos y copas más sencillos para otra época del año, porque la mesa en primavera necesita una cristalería mucho más divertida. Tanto en color, como en forma o el uso de relieves, puedes jugar con muchos tipos de vasos y copas para conseguir una mesa más original.

Combina todos los elementos de cristalería entre sí, pero sin que sean iguales entre ellos. Es decir, escoge copas y vasos que tenga detalles parecidos, pero que no pertenezcan a la misma colección, para que supongan un elemento de decoración en sí al que además le daremos uso en la mesa.

Vajilla

Las vajillas pintadas a mano, con un toque artesanal más original, también están a la orden del día esta temporada. Podemos combinar entre sí platos de diferentes colores, con estampados que hagan juego, o incluso escoger vajillas mucho más sencilla en tonos claros.

Si tu elección para vestir la mesa ha sido una mantelería colorida, encuentra el equilibrio con una vajilla blanca más sencilla. Pon un poco de color con platos de porcelana con filo coloreado, dejando los colores más vivos para el día, y los tonos metalizados para la noche.

Detalles

Al igual que la cristalería, el resto de detalles como la cubertería, los bajoplatos, fuentes, bowls y platos de pan también deben ir acorde con la temática de decoración de la mesa, vistiéndola como elementos de decoración. La clave esta temporada para vestir la mesa de primavera de una forma más divertida, es combinar diferentes estilos con una misma temática: la primavera.

Flores, animales, naturaleza, colorido, texturas y relieves son la clave de los detalles que decorarán la mesa. No te olvides de añadir también un bonito centro de mesa si tienes espacio, escogiendo flores frescas de varios colores, o velas para vestir tu mesa de noche.

Aprovecha para ambientar el espacio alrededor de la mesa dentro de la misma decoración de esta, sobre todo si celebras una comida o una cena al aire libre, en tu jardín o terraza.

Colores

Esta temporada se llevan desde los colores neutros hasta los estampados más vivos para vestir una mesa de primavera. Te recomendamos encontrar el equilibrio haciendo combinaciones entre la mantelería y el resto de elementos de la mesa para que no quede demasiado recargada.

Como colores neutros, el gris y los colores plata aportan mucha elegancia a una mesa de primavera. Los colores más vivos que veremos esta temporada en nuestras mesas de primavera son el rojo, el azul y el amarillo, siempre combinados con diferentes tonalidades de verde, que dan un toque más natural a los estampados florales.

Esperamos que te hayan servido de utilidad estos consejos y que pronto (cuando se permita) puedas lucir tu mesa con amigos y familiares en grandes comidas con largas sobremesas…

¡Hasta luego, Lucas!

Author

Write A Comment